El proceso de saponificación: ¿qué es y a qué se debe?

El proceso de elaboración de jabón implica llevar a cabo una reacción química muy conocida, llamada saponificación. Esta se ejecuta a través de la mezcla de un componente alcalino y uno con alto nivel de lípidos. Si quieres saber qué es la saponificación y cómo influye en la calidad del detergente, quédate hasta el final para averiguarlo.

Conceptos básicos sobre la saponificación

Desde el punto de vista químico, esta reacción resulta de la hidrolización de un producto orgánico que contiene ésteres en su composición. Estos elementos siempre forman parte del conjunto de lípidos, aunque no todos ellos permiten este proceso.

Ahora bien, para comprender la hidrólisis como parte de la saponificación, es importante saber en qué consiste. Básicamente, se trata de la separación (desdoblamiento) de un compuesto a través de moléculas de agua. En este caso, el compuesto se trata de un éster, que es un ácido modificado. Alguna de sus puntas o varias sustituyen el hidrógeno y se conforman entonces de radicales alcohólicos.

La fabricación del jabón depende enteramente de este proceso para poder llevarse a cabo. Las grasas se unen al agua a través de un elemento alcalino que favorece la hidrolización. De este modo se obtiene el detergente, que podrá tener un aspecto transparente u opaco.

Cómo hacer una saponificación adecuada para obtener jabón

Como hemos mencionado, el elemento graso debe contener alcoholes en su estructura para permitir la saponificación. De lo contrario, este proceso será imposible de realizar. La mayoría de los aceites vegetales son aptos para la elaboración de detergente.

La hidrolización de los ésteres puede resultar difícil en medios demasiado ácidos. Por lo general, para hacer jabón se procura obtener un medio lo suficientemente básico, proporcionado por la sosa cáustica. También puede utilizarse el hidróxido de potasio, conocido como potasa.

Es imprescindible manejar estos elementos alcalinos con mucha precaución. De hecho, la falta de medidas de seguridad podría acarrear heridas y otras lesiones en la piel. Además, en la saponificación casera e industrial se suelen utilizar grasas que tiendan a tener un pH neutro.

Si la mezcla se ejecuta con este tipo de componentes, también surge la glicerina como subproducto. Con el movimiento constante de mezclado, los ingredientes toman espesor poco a poco, dándole consistencia al jabón. Después solo hace falta dejar reposar la crema resultante para que pierda moléculas de agua y se endurezca.

El periodo en el que esto pasa se conoce como secado o curado del jabón. Cuanto más tiempo se deje secar el producto, más se realzan sus propiedades jabonosas y hará más espuma.

qué es la saponificación

Cálculo de ingredientes para saponificar jabón en barra

Las mediciones de una mezcla química son importantes para mantener la proporción de la misma. De ese modo, es posible continuar obteniendo productos de calidad, sin importar la cantidad que se realice. El tipo de aceite a utilizar puede influir en el total de sosa requerido por cada medida referencial.

A continuación se presentan las constantes para una óptima saponificación de ingredientes para jabón en barra. De estos datos es posible calcular las proporciones para medidas más pequeñas o grandes, e incluso para mezclar varios aceites dentro de una misma elaboración de jabón:

  • Cera de abejas o aceite de jojoba: 0,069 g de sosa
  • Aceite de ricino o manteca de karité: 0,128 g
  • Aceite de germen de trigo: 0,132 g
  • Aceite de sésamo o de aguacate: 0,133 g
  • Aceite de oliva o de girasol: 0,134 g
  • Aceite de soya: 0,135 g
  • Aceite de maíz o de almendras: 0,136 g
  • Manteca de cacao: 0,137 g
  • Aceite de palma: 0,141 g
  • Aceite de coco: 0,190 g

Para obtener la cantidad de sosa cáustica según la cantidad de aceite, solo hay que multiplicar. Se toma la cantidad total de cada aceite (en gramos) y la constante que corresponde. En caso de ser más de uno, los resultados se suman y se obtiene el total. La cifra es la cantidad en gramos a utilizar de sosa cáustica.


¿Quieres tener las recetas de tus jabones naturales favoritos para hacerlos en casa? No busques más y comienza a convertirte en un jabonero experto con los ingredientes más sencillos. Aquí podrás descubrir todas las fórmulas para fabricar los mejores jabones. ¿A qué esperas para aventurarte en esta divertida experiencia?

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta