Jabón de ruda: usos, beneficios y propiedades

Las plantas herbáceas siempre han formado parte de rutinas de belleza y tratamientos médicos alternativos. Por eso, no es de extrañar que algunas de estas especies vegetales también formen parte de artículos cosméticos. Una de las más conocidas es la ruda, que tiene muchos beneficios y usos a nivel corporal. El jabón de ruda permite darle una presentación práctica a las propiedades que ofrece esta particular planta.

Quédate hasta el final para conocer todos sus beneficios y propiedades, nuestra receta particular para que lo hagas en casa y también las mejores ofertas, por si te animas a comprarlo.

Comprar online los mejores jabones de ruda

Los diversos usos del jabón de ruda la convierten en un artículo cosmético muy útil. Disfruta del mejor jabón de ruda con esta selección hecha para ti:

¿Qué es la ruda?

Ruda o ruta, es una especie hierba medicinal que no supera los 60 cm de altura desde la superficie del suelo. La especie más conocida es Ruta graveolens, pero hay entre 10 y 40 variedades dentro del género. Suele encontrarse en el Mediterráneo, en Asia y Macaronesia.

Tiene un sabor amargo que se disfrutaba en la cocina romana en la antigüedad. Por otro lado, sus usos a grandes cantidades pueden resultar tóxicos, sobre todo en mujeres embarazadas o en periodo de lactancia. Cuando se ingiere en pequeñas dosis, se busca que funcione como estimulante para órganos y músculos del sistema reproductor femenino.

Su composición química natural lo convierte en un excelente antiinflamatorio. De hecho, el extracto en aceite es aplicado como analgésico en zonas lesionadas de la piel. El efecto es casi inmediato porque interrumpe la liberación de compuestos químicos relacionados con el dolor e inflamación.

Ruda

¿Qué es el jabón de ruda?

Es un producto para el aseo y la belleza personal que tiene como ingrediente principal la planta conocida como ruda. Aporta los beneficios reconocidos de una barra de jabón convencional. Sin embargo, también contienen nutrientes propios de la ruda, que lo convierten en un artículos cosmético muy útil y provechoso.

Se utiliza para eliminar malos olores de la piel e impurezas profundamente incrustadas en la epidermis. Además, las vitaminas y minerales encontrados en sus hojas brindan un mejor aspecto gradualmente. Notarás como tu cuerpo se siente cada vez más fresco y lozano con el uso de jabón de ruda.

Propiedades del jabón de ruda

Sacarle el máximo provecho a una barra de jabón es posible cuando se conoce cuáles son sus efectos sobre la piel. Algunos tienen un mayor poder limpiador, mientras que otros se basan en componentes nutritivos que mejoran la apariencia de la piel.

Cabe destacar que una de las mejores características del jabón de ruda es que aporta estas ventajas y muchas otras. Solo es necesario tener en cuenta si alguna vez has presentado reacción alérgica a esta planta por su uso o consumo. En ese caso, es mejor evitar su aplicación. La advertencia también se extiende a mujeres embarazadas y lactantes. Entre las más conocidas propiedades de este jabón, se destacan las siguientes:

Limpia la piel de todo tipo de impurezas

Elimina el acné y sus síntomas, así como los puntos negros en rostro y otras áreas del cuerpo. Brinda luminosidad inmediata, eliminando impurezas que se pegan a la piel durante el ajetreo cotidiano.

Humecta y nutre a profundidad

La absorción de este jabón aporta nutrientes orgánicos que liberan la piel de los radicales libres y regeneran a nivel celular. Por otro lado, la prepara para la retención de moléculas de agua.

Jabón de ruda casero

Suaviza desde la primera aplicación

Si quieres sentir tu piel fresca y verdaderamente rejuvenecida, el jabón de ruda es el indicado. Mejora la suavidad de tu piel al instante, aumentando gradualmente su elasticidad. Además, sus componentes calmantes dejan una sensación de relajación muy agradable.

Desinflama y alivia el dolor

Muy recomendado para estimular la circulación sanguínea, reduciendo el dolor causado por obstrucciones vasculares.

Elimina agentes patógenos de la dermis

Su excelente poder limpiador alcanza un nivel biológico. Puede erradicar hongos, bacterias, gérmenes y virus de diversa índole. Esto reduce los sarpullidos, alergias, irritación por contacto, comezón y mal olor. También puede erradicar las infecciones, y deja una protección invisible que desliza los cuerpos extraños fuera de la piel, impidiendo por un tiempo que la invadan.

Usos del jabón de ruda

Se destacan dos maneras importantes en las que puedes usar el jabón de ruda en beneficio para tu piel:

  • Para el cuerpo: gracias a todas las funciones que puede ejercer el jabón de ruda en tu organismo, es recomendable aplicarlo en todo el cuerpo. Durante el baño diario, podrás fortalecer la nutrición de la piel, al mismo tiempo que estimulas la circulación superficial y limpias en profundidad los poros.
  • Para el rostro: otra forma de usar el jabón de ruda es como mascarilla facial o desmaquillante rápido. Aplica en el rostro mojado y deja actuar unos minutos. Tu cara se impregnará del intenso aroma, mientras la espuma es absorbida para arrastrar las impurezas al enjuagarte.

jabón de ruda

Beneficios del jabón de ruda

Cómo ya hemos mencionado anteriormente, el jabón de ruda puede ser utilizado para atraer distintos beneficios que van desde atraer la suavidad, frescura y limpieza de la piel, hasta mantener la lejos los pensamientos pesimistas y la mala energía. Mira la manera correcta de utilizarlo de acuerdo a la necesidad que deseas satisfacer.

Revitalizar la piel

Para proyectar seguridad, nada mejor que verse bien y lucir una piel hermosa. En esto, el jabón de ruda puede ayudarte desde el primer uso. Comienza a utilizar de forma frecuente este producto para tu aseo personal y nota las diferencias. Tu piel se verá radiante, porque estará bien nutrida y libre de agentes contaminantes.

Tratamiento de enfermedades cutáneas

Eliminarás cualquier signo de acné, psoriasis, irritación alérgica, resequedad y eccemas utilizando jabón de ruda. Puedes darle un uso localizado y percibir las diferencias entre las zonas tratadas frente a las otras áreas de tu cuerpo. Te darás cuenta de que el jabón de ruda te aporta un mayor grado de lozanía al erradicar las marcas molestas en la epidermis.

Limpieza y frescura

El uso continuo de jabón de ruda redundará en la obtención de una piel limpia y protegida de las impurezas que se incrustan por el viento, el polvo y otros factores. Al mismo tiempo, la eliminación de bacterias dañinas de la epidermis disminuye los malos olores, dando sensación de frescura por más tiempo.

Como hacer jabón de ruda casero

Es el momento de empezar a crear tus propios jabones en casa. Por eso, te traemos un par de recetas de jabón de ruda que puedes realizar en tu hogar. Esta actividad puede ser una excelente forma de incitar a los jóvenes y niños a practicar ciencias y despertar su creatividad. Pero antes, es importante que tengas a mano todo el material de seguridad.

No te olvides de contar con

  • Olla grande y pequeña o equipo para hacer baño María.
  • Molde para volcar el jabón ya preparado. Elige los de silicona preferiblemente, entre ellos encontrarás modelos de diversos tamaños y formas divertidas
  • Colador grueso o medio.
  • Paleta, cuchara o agitador de madera.
  • Termómetro para repostería.

Jabón de ruda casero: ingredientes para la receta 1

  • Jabón de glicerina como base (de al menos 250 g)
  • Hojas frescas de ruda (100 g mínimo)
  • Aceite de coco (opcional)

Jabón de ruda casero: ingredientes para la receta 2

  • Una taza de té de romero (agrega a la receta aceite esencial de esta planta para realzar su aroma)
  • 250 ml de cceite de oliva
  • Hojas de ruda seca maceradas (también sirven las hojas frescas)
  • 50 ml de aceite de coco (puedes añadir aceite de jojoba, si lo prefieres)
  • 2 cucharadas de manteca de cacao (puedes usar manteca de karité, cera de abeja, o todos ellos en una misma receta)
  • 150 g de sosa cáustica

Paso a paso

Instrucciones para elaborar jabón de ruda casero según la receta seleccionada:

Receta 1

Corta el jabón de glicerina en pequeños trozos para facilitar el proceso de derretido. Colócalo en una olla a fuego medio (que no caliente más de 70ºC). Puedes añadir aceite de coco para mejorar la textura final del jabón. Añade las hojas de ruda bien secas y recortadas. En caso de tener que lavarlas, ponlas al sol o permite que se sequen bien antes de añadirlas al jabón.

Después de algunos minutos, la mezcla se torna verde oscuro, pues la clorofila se satura en la glicerina caliente. Cuela en un recipiente grande y resistente, y luego vierte en los moldes. Puedes agregar trocitos muy recortados de ruda antes de que endurezca, para darle un toque estético. Deja reposar unas horas y estará listo.

Receta 2

En el té de romero previamente enfriado, añade la sosa cáustica y remueve con precaución. Mientras dejas salir sus vapores, calienta los aceites y mantecas, exceptuando los aromas esenciales. Colócalos en una olla a fuego bajo, impidiendo que hierva. Cuando este caliente, agrega las hojas de ruda.

Los aceites cambiarán de color y se fundirán por completo. En ese momento, baja la olla del fuego y procede a colar para eliminar los restos de ruda. Toma la temperatura del agua con sosa, y asegúrate de que no baje de 60ºC. Cuando el aceite tenga un nivel de temperatura similar, agrégale con rapidez el agua alcalina.

Comienza a batir. Puedes utilizar una batidora para facilitar este paso. A medida que pasen los minutos, la consistencia aumentará. La sustancia debe ser cremosa antes de detener el batido. Si has decidido usar aromas, añádelos antes de finalizar para que se homogeneice completamente.

Por último, vacía la mezcla y desmolda en unos días. Luego, cubre con una tela de algodón y colócalos en un sitio fresco oscuro unos 30 a 45 días. Así, los jabones serán más duraderos y resistentes a la humedad.


¿Te gustó el artículo? Te recomendamos también leer sobre las propiedades y beneficios de los jabones disponibles en nuestra web.