Jabón de perejil: usos, beneficios y propiedades

¿Usas productos naturales para el cuidado de tu piel? En ese caso te interesará saber más acerca del jabón de perejil, una opción ideal si sufres manchas solares o cualquier otra alteración en la tonalidad de tu piel. También puedes escogerlo si estás buscando una alternativa a las mascarillas y otros tratamientos convencionales para el rostro. Tu piel se verá más radiante con el uso de un solo producto natural gracias a sus valiosos aportes de nutrición esencial.

A continuación te explicaremos cuáles son las verdaderas propiedades y beneficios de este jabón cosmético de gran utilidad. Además, descubre algunas de las mejores formas de aprovecharlo y nuestra receta particular para hacerlo en casa paso a paso.

Dónde comprar online jabón de perejil

Desde la comodidad de tu hogar puedes adquirir uno de los mejores jabones naturales que aclaran el tono de la piel.

Savon perejil & Wild Nettles orgánico Natural hecho a mano jabón 100 g
  • Hecho a mano francés natural orgánica cuidado de la piel de jabón skincare
  • Esenciales, aceites, Castile, frutas, flores, perejil, salvaje, nettles
  • Sin aceite de palma – sin conservantes – sin petrochemicals – no detergentes

¿Qué es el perejil?

Es una planta que principalmente se usa en la cocina como condimento en muchos platos, aunque también es posible utilizarlo como alternativa medicinal. Cabe mencionar que existen variedades muy conocidas, como el perejil crespo o liso, pero hay una diversidad muy amplia dentro de esta especie. Todas conforman el género Petroselium y tienen las mismas propiedades.

Su uso empezó a expandirse en la época de la antigua Grecia y Roma. Ellos fueron los primeros en descubrir la gran utilidad que tiene el perejil. De hecho, hasta la actualidad, el perejil es muy utilizado en la cocina mediterránea. Es más, durante algún tiempo, la costumbre de regalar esta planta a amigos, familiares y desconocidos se consideraba una señal de gratitud, hospitalidad y hermandad.

También suele utilizarse para hacer té, y así aprovechar sus cualidades como diurético. Sin duda, es muy útil para combatir el sobrepeso, la retención de líquidos y la hinchazón generada por esta afección. De la misma forma, ayuda a desintoxicar el organismo y como resultado ayuda a limpiar los riñones y a mejorar su funcionamiento.

En cuanto a su relación con el cuidado de la piel, hay muchas maneras en las que puede utilizarse como complemento cosmético. El perejil contiene grandes cantidades de vitamina C, que son aportadas al organismo mediante su consumo o la aplicación directa. Este nutriente esencial, a su vez, proporciona poderes antibacteriales, combatiendo los gérmenes en la superficie del tejido cutáneo. Por otro lado, genera la despigmentación natural, contribuyendo a la obtención de un tono de piel claro y uniforme.

Perejil

¿Qué es el jabón de perejil?

El jabón de perejil es una alternativa cosmética, compuesta principalmente por este ingrediente, que permite generar ciertos beneficios naturales a la piel. En el caso de aplicar con constancia en el cuerpo o el rostro, se podrán notar ciertos cambios al cabo de muy poco tiempo. Uno de los más destacados es la eliminación de manchas superficiales y reducción de signos de acné y puntos negros.

La barra de jabón basada en hojas o aceite de perejil contiene todas las propiedades encontradas en la planta fresca. Debido a ello, su uso sobre la piel permite obtener resultados positivos incluso desde la primera vez que se aplica. El aporte nutricional es inmediato, así como la profundidad de limpieza obtenida, incluso durante el baño diario de rutina.

Es importante mencionar que el jabón de perejil es un producto realizado con el método artesanal, así que puede perder su consistencia rápidamente si entra en contacto con el agua por mucho tiempo. Por esta razón lo recomendable es evitar mojarlo directamente. En su lugar, mójate las manos y luego frótalo hasta que haga espuma.

Propiedades del jabón de perejil

El jabón de perejil es elaborado a base de esta y otras especies naturales que potencian su capacidad nutritiva durante su uso. De esta forma, se convierte en una herramienta muy útil para el tratamiento natural de la piel.

Algunas de las cualidades más destacadas del jabón de perejil son las siguientes.

  • Aclarante: como hemos mencionado, cuando el jabón de perejil entra en contacto con la piel, la espuma actúa como aclarador de manchas. Por lo tanto, si eres una de esas personas que sufre de manchas solares, puedes equilibrar el tono aplicando la barra de dicho jabón para conseguir resultados satisfactorios.
  • Exfoliante: gracias a sus propiedades rugosas. también actúa como exfoliante. Elimina las células muertas y deja limpia la piel, eliminando la opacidad.
  • Reparador: no solo elimina las células muertas sino que también ayuda a reparar la piel, dejándola suave y resistente a la misma vez. Además de eso, empareja el tono de la piel y reduce las impurezas.
  • Revitalizante de minerales: ayuda a aumentar la cantidad de vitamina C y los flavonoides naturales. Estos últimos ayudan a producir el colágeno y la elastina, responsables principales de la salud de la piel.

Además de todo esto, el perejil también contiene una alta cantidad de proteínas, calcio, fibra, hierro, vitamina A, potasio, folatos, tiamina, apiol y miristicina. Todos estos componentes son muy importantes y participan activamente en la obtención de una piel saludable y hermosa. Por eso, la aplicación directa de los mismos genera resultados sorprendentes en corto y largo plazo.

Jabón de perejil

Usos del jabón de perejil

Este es un producto natural alternativo para el tratamiento de la piel. Su uso se ha popularizado, pero muchas personas aún no conocen la variedad de utilidades que se le pueden dar. Además de ser un excelente limpiador para el baño diario, se puede usar:

  • Para reducir el estrés: gracias a la alta concentración de antioxidantes, se inhibe la acción oxidativa, producida por el estrés y los rayos UV. Esta causa dolores físicos, así como algunas enfermedades. El jabón de perejil previene todos estos problemas y ralentiza el envejecimiento al contrarrestar el efecto de los rayos UV sobre los tejidos.
  • Para blanquear la piel: los nutrientes que tiene el perejil trabajan como regeneradores y blanqueadores. Después de ser absorbidos por la epidermis, producen la disminución de la hiperpigmentación en la piel. Gracias a eso, es posible eliminar poco a poco las manchas. Por lo tanto, funciona como un nivelador del color original de la piel.
  • Para el acné: es capaz de profundizar en la piel y eliminar la bacteria responsable de la aparición de las espinillas. De igual manera, es antiséptico, así que no permite que la infección se esparza sobre la cara. También elimina los puntos negros porque desincrusta las impurezas con facilidad.
  • Para la desinfección de heridas: como la mayoría de los jabones, actúa como antibacterial, pero las propiedades que contiene el perejil destacan en comparación a otros jabones comunes. También contiene algunos compuestos que reducen la inflamación, haciéndolo un producto especial para el tratamiento de lesiones.
  • Para quitar manchas puntuales: pasa el jabón de perejil por encima de las zonas que deseas tratar y deja que la espuma actúe durante 5 minutos. Con el tiempo, la mancha se despigmenta hasta recuperar el tono natural de la piel. Aplica en todo el cuerpo para aclarar de manera completa toda tu piel. Requiere uso continuado.
  • Para limpieza general del rostro o desmaquillarte: si quieres usar la espuma de jabón de perejil como mascarilla facial, extiéndela por la cara y déjala secar. Este tipo de tratamiento se aplica como mínimo 4 veces a la semana. No está demás utilizar una crema hidratante para finalizar el tratamiento después de la limpieza. Por supuesto, el uso de protector solar permitirá mantener los resultados obtenidos y evitará que las manchas regresen.

jabón de perejil artesanal

Beneficios del jabón de perejil

Numerosos dermatólogos recomiendan el uso del jabón de perejil para controlar la aparición de manchas o cualquier otra imperfección en la epidermis. Esto se debe a que las cualidades que posee dicho producto natural son de gran utilidad para el cuerpo. Estos son algunos de los beneficios que puedes percibir por su uso:

  • Desinflama zonas afectadas en la piel: gracias a los componentes antiinflamatorios que posee el perejil, el jabón de esta planta puede controlar los signos visibles de irritación y alergias. Se usa en áreas lesionadas para reducir la hinchazón y aliviar el dolor.
  • Ayuda al proceso de oxigenación sanguínea: el perejil y sus nutrientes estimulan la microcirculación sanguínea al penetrar la piel. Esto genera mayor actividad en el torrente sanguíneo, favoreciendo el debido proceso cíclico de oxigenación de las células sanguíneas.
  • Ayuda a regular el PH: esto significa que puede controlar la grasa excesiva de la cara y el cuerpo. Por otro lado, equilibra las pieles secas y frágiles, nutriéndolas y brindando protección extra contra la intemperie. Como resultado evita la aparición de granos, signos de resequedad y la propensión a las marcas superficiales.

Como hacer jabón de perejil casero

Comienza a vivir la experiencia de hacer jabones naturales en casa con uno de los más fáciles de elaborar. El jabón de perejil no requiere de ingredientes muy complicados, aunque sí deberás usar un químico fuerte para el proceso de saponificación. Se trata de la sosa cáustica, componente activo de la mayoría de los jabones.

Debido a ello, es necesario utilizar equipamiento de seguridad personal, con el fin de evitar accidentes durante la elaboración del jabón. Los más importantes son guantes, gafas protectoras y mascarilla, para no onhalar los vapores tóxicos.

Mantener todos los ingredientes al alcance de tu mano te facilitará el proceso de fabricación, así que presta atención a la siguiente lista e instrucciones para hacer jabón de perejil. Podrás elaborarlo en casa, preferiblemente en exteriores o un lugar muy ventilado, e incluir a los demás miembros de la familia para este interesante experimento. Te dejamos dos recetas para que elijas la que más te guste.

Ingredientes

  • 125 mg de infusión de perejil (puedes usar unos 100 g de hojas frescas en sustitución)
  • 20 g de leche en polvo (para la receta 2, utiliza unos 100 ml de leche líquida)
  • 20 g de harina de avena
  • 125 mg de infusión de té verde (si prefieres también utiliza hojas frescas o secas para prepararlo)
  • 50 g de miel de abejas orgánica
  • 60 g de jabón de glicerina (solo para la receta 1)
  • Aceite de oliva, almendras o girasol (para la receta 2)
  • 125 g de sosa cáustica (para la receta 2)

Receta 1

  1. Coge el perejil y el té verde y prepara dos infusiones separadas. Utiliza media taza de agua para cada una.
  2. Cuando estén a una temperatura fresca, incorpora leche en polvo, las cucharadas de miel y harina de avena. Remueve bien para que se disuelva.
  3. Mezcla hacia un solo sentido con una cuchara de madera y remueve hasta que la mezcla quede homogénea.
  4. Calienta la glicerina al baño María.
  5. Cuando alcance el estado líquido, apaga el fuego y mezcla con los demás ingredientes hasta que se torne frío.
  6. Vierte la mezcla final sobre los moldes para crear las barras de jabón y déjalas reposar unas 2 o 3 horas hasta que se endurezca.

Receta 2

  • Prepara las infusiones de perejil y té verde. Cuélalas y mézclalas aún calientes, para dejar reposar a temperatura ambiente.
  • Diluye en la infusión algunas cucharadas de miel y leche líquida. Este paso es opcional, puedes realizar el jabón de perejil sin estos componentes para disfrutar exclusivamente de sus propiedades.
  • Coloca con rapidez la sosa cáustica en el líquido resultante y remueve un poco. Al cabo de unos segundos, la mezcla reaccionará emitiendo gases tóxicos, aléjate lo que más puedas de ellos. Necesitarás remover de vez en cuando para asegurarte de que se disuelva por completo. Realiza este paso en un sitio ventilado o al aire libre.
  • Calienta el aceite que escojas al baño María o microondas, evitando que hierva. Deja reposar, pero no permitas que la temperatura baje de 60ºC.
  • Vierte el líquido con sosa en el aceite caliente, procurando que el recipiente a utilizar para este paso sea lo suficientemente grande. Procede a batir y mantén el mismo sentido hasta que termines obteniendo una mezcla cremosa.
  • Agrega colorantes o aromáticos a tu gusto.
  • Bate un par de minutos más y listo. Vierte en los moldes y deja reposar por un par de días. Para endurecer el jabón y hacerlo duradero, guárdalo por un mes o más.

¿Te gustó el artículo? Te recomendamos también leer sobre las propiedades y beneficios de los jabones disponibles en nuestra web.