Jabón de laurel: usos, beneficios y propiedades

Para obtener la mejor calidad en limpieza corporal, el más indicado es el jabón de laurel. Es uno de los productos cosméticos que se encuentran dentro del top 5 para el tratamiento de la piel, ya que el elemento base del mismo contiene beneficiosas propiedades para nutrir y suavizar. Sigue leyendo para conocerlas todas, así como los usos y beneficios que ofrece este jabón, las mejores ofertas para comprarlo y una receta fácil para que lo hagas en casa.

Comprar online los mejores jabones de laurel

Si deseas tener la piel tersa, lúcida, limpia y libre de todo tipo de bacterias, el jabón de laurel es la mejor opción. Este es uno de los jabones que más beneficios aporta a la epidermis desde el primer momento de uso. Te dejamos las mejores opciones.

Qué es el laurel

La hoja de laurel proviene de una receta importante desde hace muchos años en Siria. Este ha sido el primer elemento base que se usó para crear productos y embellecer la piel. La hoja de laurel también es conocida, por su lugar de origen, como la hoja de Alepo, una ciudad antigua y muy reconocida de Siria. Los nativos descubrieron sus grandes propiedades y empezaron a utilizarla para fines embellecedores.

Las princesas y esposas del rey de la antigua Siria de épocas precristianas solían utilizarla, con el objetivo de verse bellas y lucirse delante de sus plebeyos y miembros de la realeza sirios. La hermosura de estas mujeres resultaba evidente e innegable, por eso eran la carta de presentación para respaldar a la hoja de laurel como producto cosmético. Poco a poco, su fama se extendió fuera de Alepo y de Siria, difundiendo el uso de esta planta con fines cosméticos.

En la actualidad, la utilidad de la hoja de laurel se ha popularizado en todo el mundo, por lo que es común encontrarla presente en recetas para crear jabones en barra. De ese modo, resulta muy práctico para usar y sacar provecho a sus propiedades antisépticas y antioxidantes.

Hojas de laurel

Qué es el jabón de laurel

Es un producto tradicional de limpieza y cuidado de la piel, ya que muchas personas conocen la hoja de laurel y sus efectos sobre ella. Sin embargo, es necesario destacar que sus propiedades son muy resaltantes en comparación a otros jabones. Pues bien, no solo protege la dermis contra todo tipo de bacterias, sino que también tiene poderes antioxidantes que sirven para regenerar la epidermis.

Este jabón está hecho a base de aceite de oliva y hojas de laurel. Su uso es muy común gracias a que se adapta a todo tipo de pieles, y no causa efectos secundarios como piel rojiza, irritaciones o alergias. De hecho, es utilizado para tratar pieles con problemas de psoriasis, dermatitis, eczemas y acné.

Además, al humedecerlo hace bastante espuma, de textura suave, que se puede usar para afeitarse y como resultado conseguir una piel lisa. También se puede encontrar en modo gel para utilizarlo como sustituto del champú. De este modo, no solo es beneficioso para el cuerpo sino también para la salud del cabello. Así pues, se trata de un producto cosmético natural con diversas utilidades cuyo uso es recomendado para lucir un aspecto más juvenil y fresco todos los días.

Propiedades del jabón de laurel

Como ya hemos comentado, las propiedades más destacadas del jabón de laurel radican en sus poderes antioxidantes, antiinflamatorios y antisépticos. A continuación, te desvelamos los componentes esenciales que conforman el jabón de laurel y le otorgan tales beneficios por su uso.

  1. Vitamina C: actúa sobre las membranas mucosas, erradicando los gérmenes. Además, ayuda a quitar los radicales libres del cuerpo y al mismo tiempo fortalece el sistema inmune. De igual manera, sana las heridas, sean raspones o moratones y genera un escudo antiviral invisible sobre la epidermis.
  2. Vitamina A: las hojas de laurel tienen alto contenido de esta generadora natural de procesos antioxidantes. Estos se inician desde el momento que la piel hace contacto con la espuma del jabón.
  3. Ácido fólico: todas las zonas verdes del laurel contienen ácido fólico, compuesto de suma importancia para la síntesis del ADN. Entre otras cosas, es responsable de la prevención de defectos del tubo neural del embrión durante la gestación. Además genera sobre la piel un efecto rejuvenecedor al tensar ligeramente los tejidos.
  4. Complejo vitamínico B: dentro de este complejo vitamínico están presentes la niacina, ácido pantoténico, piridoxina y riboflavina. Estas ayudan a sintetizar las enzimas antioxidantes y a regular el metabolismo y otras funciones del sistema nervioso. También se relaciona con la fijación de diversos minerales, como potasio y zinc. Los componentes de los mismos se dividen y aparecen en su mayoría dentro de este complejo.
  5. Minerales: algunos de los más destacados son el manganeso, el cobre y el zinc, pero el jabón de laurel contiene muchos elementos esenciales para el organismo. Uno de ellos, el potasio, es un componente principal de los fluidos celulares de todos los organismos vivos. Por otra parte, equilibra los procesos de circulación sanguínea, estimulándola desde la superficie de la piel cuando es aplicado con el jabón de laurel.

Así pues, todas las propiedades de las hojas de laurel quedan definidas debido a su composición orgánica natural. Por eso es una especie que ha producido tantos beneficios para el ser humano desde tiempos inmemoriales. No es de extrañar que siga siendo una especia muy común en gastronomía y forme parte de productos de belleza modernos.

jabon de laurel

Usos del jabón de laurel

Sin duda alguna, el jabón de laurel puede ser utilizado como algo más que un simple producto para el baño diario.

  • Antiseptico local: si has sufrido un raspón, moretón o cortadura, la espuma del jabón de laurel te ayudará a recuperarte más rápido. Gracias a sus propiedades, aplicarlo en la zona herida ayuda a que las plaquetas trabajen más rápido, cicatrizando el área. De igual modo, puedes estar seguro de que elimina todo tipo de bacterias. Por lo tanto, puede quitar los gérmenes que se encuentren alojados alrededor de la herida, manteniéndola saludable.
  • Tratamiento del acné: algunos dermatólogos recomiendan usar jabones naturales para sus pacientes que sufren de acné. El jabón de laurel es uno de ellos, pues funciona como antibacterial. De hecho, el uso frecuente del mismo logra erradicar por completo los signos visibles, como puntos negros y espinillas. A su vez, elimina las bacterias y sustancias grasas que promueven su reaparición.
  • Espuma para afeitar: después de que te rasures con jabón de laurel, notaras que tu piel está más limpia y suave. Anímate a probarlo, muchos hombres y mujeres lo han conseguido un excelente sustituto de la tradicional espuma para afeitar.

Beneficios del jabón de laurel

Las ventajas que produce utilizar el jabón de laurel son innumerables. Sin embargo, te destacamos tres de las más importantes que podrás observar durante su uso.

  • Hidratante: el aceite de oliva que se utiliza para la elaboración del jabón, sin duda, ayuda a mantener la piel bien hidratada, aumentando la retención de moléculas de agua. Todo esto hace que la epidermis sea más suave y lisa al contacto.
  • Protección contra bacterias: su poder antiséptico arrasa con cualquier impureza, visible e invisible, que amenace la delicada estabilidad de tu piel. Este jabón no te causará reacciones alérgicas u otro tipo de efectos secundarios, sin importar cómo sea tu tipo de piel.
  • Protección contra virus: no solo protege la piel contra bacterias, sino que también actúa como escudo contra virus. Esto es posible gracias a su alto contenido de vitamina C y otros antioxidantes que se impregnan en la epidermis, protegiéndola.

Cómo hacer jabón de laurel casero

jabón de laurel

No esperes más para hacer tu propio jabón de laurel desde tu casa. Obtén fácilmente cada uno de los materiales y equipo de elaboración que vas a requerir para llevarlo a cabo. Entre los elementos más importantes se cuentan: ollas, recipientes plásticos grandes, moldes, agitadores de madera, así como guantes y lentes para tu protección personal.

Ingredientes

  • 69,6g de sosa cáustica
  • 20g de aceite de oliva
  • 1g de ácido cítrico
  • 162,5g de infusión de laurel
  • 1g de vitamina E
  • 10g de fragancia de
  • 4g de esencia de laurel
  • 2g de esencia de cedro
  • 2g de esencia de verbana
  • 2g de aroma de naranja

Paso a paso

  1. Colocar las hojas de laurel trituradas en un recipiente con aceite de oliva extra virgen durante 15 días. Después que transcurra ese tiempo, colar y pesar.
  2. Crear una infusión de agua con hojas de laurel, cocinar a fuego lento durante 20 minutos. Dejar enfriar y colar.
  3. Verter la sosa cáustica en la infusión hecha en el paso anterior y remover con una cuchara de madera.
  4. Calentar el aceite en el microondas durante 4 minutos.
  5. Añadir la sosa más la infusión al aceite.
  6. Batir vigorosamente hasta que se homogenice la mezcla.
  7. Colocar el ácido cítrico y la vitamina E. Posteriormente, remover con cuchara de madera.
  8. Añadir las fragancias y seguir removiendo.
  9. Por encima colocar hojas de laurel molido.
  10. Tapar con papel film abrigándolo durante 48 horas.
  11. Esperar 2 días para desmoldar y cortar.
  12. Por último, dejar reposar en un lugar fresco durante un mes.

¿Te gustó el artículo? Te recomendamos también leer sobre las propiedades y beneficios de los jabones disponibles en nuestra web.