Jabón de Castilla: usos, beneficios y propiedades

Existe una gran variedad de opciones para limpiar y cuidar la piel, por lo que resulta un reto hacer la elección ideal que se adapte a tus necesidades personales y las de tu familia. Hay quien opta por usar las alternativas más tradicionales, aquellas que, por su eficacia, nunca pasan de moda. Es el caso del jabón de Castilla.

Descubre las mejores ofertas para comprar online, su historia y como hacerlo por tus propios medios. También te desvelamos todos los beneficios y propiedades de este popular jabón.

Comprar online los mejores jabones de Castilla

¿De qué se compone el jabón de Castilla?

Si quieres disfrutar de un jabón sin preocuparte por alergias o irritación, el jabón de Castilla es para ti. Contarás con un producto de baño multiusos, ya que podrás utilizarlo para actividades cotidianas como el lavado de ropa o incluso el afeitado. ¿Cómo puede resultar tan útil? Todo se resume en su composición basada principalmente en aceites vegetales.

El aceite de oliva es el ingrediente que conforma hasta el 80% de su composición. Es interesante destacar que, para los primeros jabones de Castilla, la sosa también se obtenía de las plantas. Este componente activo que conforma un 15 a 20% de la formulación original, provenía de las cenizas de almarjo (Sarcocornia perennis).

Historia del jabón de Castilla

Este infalible producto de limpieza lleva siglos acompañando a la población europea. Para el siglo XIII ya era famoso incluso en zonas de la más tarde denominada América. Su nombre procede de la Corona de Castilla, resultante de la unión de León y Castilla, antiguos reinados españoles. Su fórmula y método de preparación han permanecido intactos con el tiempo, debido a su comprobada efectividad y versatilidad.

Un dato curioso del jabón de Castilla es precisamente la terminación que le daban los boticarios. A principios del segundo milenio, el latín era un idioma muy utilizado en el entorno médico. Por eso a este útil producto se le conocía como Sapo castilliensis o S. hispaniensis, que hacían referencia a su lugar de origen.

Cabe destacar que este producto se ha convertido en el componente base de diversas fórmulas de jabón. También sigue siendo un artículo de limpieza muy apreciado en los hogares en su composición original. La característica que lo hace tan recomendado es la pureza de sus ingredientes vegetales. Además, la calidad del mismo supera por mucho a los jabones obtenidos con materia prima de origen animal.

¿Qué propiedades tiene el jabón de Castilla?

Jabón de Castilla

Una de las propiedades más importantes del jabón de Castilla es que no contiene grasas animales. De hecho, su elaboración original contenía exclusivamente elementos derivados de las plantas. Sin embargo, en la actualidad, el componente activo, la sosa, se obtiene de forma sintética.

Otra cualidad destacable es que favorece la producción de componentes necesarios para mejorar la suavidad de la piel. Gracias al aceite de oliva se estimula la generación de prostaglandina, imprescindible en la regeneración de la epidermis. Así mismo, los ingredientes tienen un punto de saponificación perfecto, ofreciendo una textura consistente al tacto y alta durabilidad. No requiere fragancias añadidas, pues proporciona un excelente aroma que permanece durante horas.

Los precios del jabón de Castilla son similares al de cualquier otro detergente en barra, pero ofrece más funciones o utilidades que vale la pena aprovechar.

Usos del jabón de Castilla

Muchas personas consideran el jabón de Castilla como un artículo indispensable en su hogar. Recomendamos este producto sobre otros similares porque:

  • Es perfecto para el baño de animales domésticos, como perros y gatos de cualquier raza.
  • Puede ser utilizado en el cabello, eliminando el exceso de grasa y proporcionando un aspecto saludable y brillante.
  • Genera suficiente espuma para el baño y también para el lavado de la ropa.
  • Suaviza la piel durante y después del afeitado. Lo utilizan tanto hombres como mujeres, desinfectando la zona y evitando así la inflamación o irritación de los poros.
  • Elimina la sensación de grasa en la piel y el cabello, sin afectar la composición natural de la piel ni irritarla.
  • También arranca la grasa pegada en superficies de la cocina, suelos y cualquier área del hogar.
  • Sirve para limpiar ventanas porque su fórmula no daña ni opaca los cristales.

Todo esto explica por qué cada día hay más personas que deciden comprar online este maravilloso artículo limpiador. Si aún no lo has probado, aquí te dejamos una lista de los jabones de Castilla más vendidos. Compara su precio y presentación para elegir el que más se adapta a ti.

Ventajas de usar jabón de Castilla

Como ya hemos mencionado, el jabón de Castilla es un excelente ayudante en el cuidado de la piel. En primer lugar, es elaborado con una composición sumamente oleaginosa que mejora la humectabilidad del cuerpo, lo que termina favoreciendo la retención de moléculas de agua en la epidermis. Así, reduce la necesidad de usar cremas y otros productos hidratantes.

Por otro lado, minimiza la posibilidad de padecer alergias al usar complementos de belleza con ese mismo fin. Por si esto fuera poco, es muy beneficioso para los casos leves o graves de acné, eccemas y psoriasis. Desde el punto de vista económico, resulta una solución práctica y accesible para cualquier tratamiento de la piel. A través del jabón de Castilla se obtienen resultados sorprendentes, similares e incluso mejores que con otros productos.

¿Cuál es el secreto para dejar la piel tan limpia? Actúa desintoxicando los poros, por lo que estos se destapan mejorando la transpiración natural. La piel se oxigena y se nutre con el aceite de oliva, obteniendo esa textura suave y delicada. Es apto para los más pequeños de la casa, e incluso para las zonas íntimas, pues tiene un pH equilibrado. Por último, colocarlo en armarios o en el jardín ahuyentará los mosquitos y otros insectos indeseados.

Otros beneficios

  • No contiene fragancia adicional ni químicos alérgenos.
  • 100% vegano, ninguno de sus ingredientes proviene de los animales.
  • Uno de sus beneficios más populares es el de lavavajillas y limpiador de superficies en general. Muchas amas de casa expertas lo prefieren como detergente para prendas de ropa delicadas y para la limpieza de piezas del baño, incluyendo los inodoros, debido a su asombroso poder desinfectante.
  • Sus componentes son biodegradables, por lo que no contamina el ambiente.
  • Se obtiene un excelente aliado para el hogar al mismo precio que el de un jabón de tocador.

Cómo hacer jabón de Castilla

cómo hacer jabón de Castilla

Es muy fácil adquirir este conocido producto en las mejores tiendas online. Muchos de sus usuarios ya tienen su marca favorita y la presentación que más les gusta pero, si lo prefieres, también puedes comprar online los ingredientes necesarios para realizar jabón de Castilla en casa. Aquí te dejamos las instrucciones para que te quede perfecto:

Ingredientes

No olvides que manejarás componentes químicos de alto riesgo. Por lo tanto, resulta imprescindible que elabores el jabón de Castilla en un área ventilada, preferiblemente al aire libre. También es conveniente utilizar equipo de seguridad como guantes, gafas protectoras y mascarilla.

Ten a mano los siguientes ingredientes:

  • Aceite de oliva bien filtrado (un litro como medida base, aunque puedes ajustar la cantidad a lo que necesites)
  • Agua destilada (medio litro)
  • Soda caustica (200 gramos por cada litro de aceite de oliva)
Limpiador de desagüe, sosa cáustica de 1,5 kg de caudal de grado 99% «perla»,...
  • Limpiador de desagüe, sosa cáustica de 1,5 kg de caudal de grado 99% «perla», hidróxido de sodio para hacer jabón.
  • Aceite de coco y de palma (100 ml de cada uno por cada litro del de oliva)

Instrucciones paso a paso

  1. Una vez que te coloques el equipo de seguridad, coge un recipiente grande de vidrio y muy resistente. Coloca el agua primero y añade la sosa cáustica. No debes realizar este paso al revés, porque el agua salpicaría al tocar la sosa y podría causarte quemaduras.
  2. Deja que la mezcla libere sus gases y el calor que produce la reacción química. Aléjate del recipiente lo más que puedas, sin dejar de remover suavemente hasta que disuelva. Si estás haciendo el jabón de Castilla en la cocina, mantén el extractor encendido.
  3. Coloca el litro de aceite en una olla primero y luego añade la mezcla de agua con sosa. Si puedes, usa una batidora para mezclar, o remueve vigorosamente para que homogeneice. Verás que poco a poco va cogiendo espesor.
  4. Añade el aceite de coco y de palma para integrarlos a la mezcla antes que alcance el máximo espesor. El aceite de palma, por su parte, contribuirá en ese proceso.
  5. Después de obtener una consistencia firme y mezclar muy bien, vacía la mezcla en los moldes.
  6. Deja reposar todo un día antes de desmoldar. Ahora es el momento de que la saponificación termine su proceso, para lo cual los jabones deben reposar unas 6 semanas. De ese modo, sus ingredientes se asientan y potencian sus propiedades. Pasado ese tiempo, ya está listo para usarse.

Obtén los mejores materiales para hacer jabones de Castilla y muchos otros en casa. Disfrutarás de una agradable experiencia familiar al realizar tus propios productos de limpieza de forma artesanal.


Si te gusta hacer jabones desde casa, no te pierdas los consejos y recomendaciones que te dejamos a continuación. Sigue nuestras publicaciones y descubre un universo de posibilidades para hacer jabón casero. Te encantará tener tus productos fabricados por ti y los tuyos para disfrutar en todo momento.