Jabón de canela: usos, beneficios y propiedades

El jabón de canela es uno de los favoritos de hombres y mujeres en todo el mundo. Uno de sus mayores beneficios es su excelente aroma, que penetra y se mantiene adherido a la piel. Esto produce una excelente sensación de frescura, especialmente después del afeitado o de exponerse a la intemperie.

¿Quieres saber más sobre este maravilloso jabón natural? No te pierdas este artículo donde te mostraremos cómo usarlo para aprovechar cada una de sus propiedades. Además, te dejamos las mejores ofertas y recomendaciones para sacarle todo el partido a este particular jabón.

Donde comprar online los mejores jabones de canela

La canela es un ingrediente milenario que ha sido utilizado en la gastronomía desde tiempos inmemoriales. Sin embargo, su popularidad como parte de artículos cosméticos, como aceites y jabones, se ha extendido a través de los años. Por eso, muchas personas ya conocen sus increíbles efectos sobre la piel.

Si deseas probarlo también, aquí te dejamos las mejores opciones según la opinión de los usuarios. Te sorprenderá descubrir los accesibles precios y la diversidad de presentaciones en las que puedes encontrar este producto natural.

¿Qué es la canela?

La canela es un árbol originario de Sri Lanka, y se trata de una planta no caducifolia que puede alcanzar 15 metros de altura. Su corteza leñosa es la parte de interés gastronómico y cosmético, la “canela entera” que adquirimos en el mercado. Tiene aroma penetrante e intenso, fácil de reconocer, pues se trata de un compuesto químico único llamado aldehído cinámico, propio de la canela.

De esta corteza se extrae el aceite esencial de canela, conformado en más del 90% de esta molécula aromática. La misma está encargada también de darle el característico sabor a la canela. Y tiene propiedades importantes para el organismo, pues su consumo estimula la circulación sanguínea casi de inmediato.

Su fuerte sabor resulta irritante para algunos, por lo que se usa con mucha mesura en gastronomía, especialmente en el sector repostero. Sin embargo, entre otras utilidades dentro del sector cosmético, se destaca su poder aromatizante. Incluso forma parte de sesiones de relajación con aromaterapia en centros de masajes, saunas y otros espacios de cuidado personal.

Canela

¿Qué es el jabón de canela?

El jabón de canela es un producto de aseo personal que se elabora exclusivamente con ingredientes naturales. No posee aditivos químicos, y su componente destacado es, por supuesto, la canela en forma de corteza, polvo, aceite esencial o té. Ayuda a limpiar la piel a profundidad y su absorción por las células superficiales de la epidermis proporciona una gran cantidad de nutrientes esenciales.

Su particular aroma se combina bien con el efecto de limpieza que produce el uso de jabón de canela sobre el cuerpo y rostro. Por otro lado, su aplicación en la piel debe realizarse habiendo realizado una prueba de alergia con anterioridad. Esta consiste en aplicar un poco de aceite de canela en la piel, retirarla con agua y esperar un día. En caso de presentar reacciones, resulta conveniente evitar su uso.

Propiedades del jabón de canela

  1. Antibiótico: el jabón de canela es rico en vitamina C, por lo que puede combatir los organismos extraños presentes en la piel. De hecho, es muy conocido por sus propiedades antifúngicas, antibióticas y antivirales.
  2. Antiinflamatorio: la corteza de canela de por sí es un excelente estimulante del torrente sanguíneo que debe usarse con moderación. Sin embargo, en la forma de jabón, es más fácil su aplicación con este propósito. El movimiento habitual de las manos aplicando la espuma del jabón activará las propiedades naturales de la canela desde el primer uso.
  3. Tonificante: el jabón de canela evita los signos de envejecimiento eliminando los radicales libres de la piel. A su vez, es un producto destacado por su aporte de antioxidantes que mantienen la elasticidad de la misma. También se encuentran presentes otros nutrientes elementales, como potasio, vitamina A, hierro, fósforo y calcio. En conjunto, nutren la piel mejorando por completo su aspecto.
  4. Astringente y exfoliante: la canela es un astringente natural, porque controla el exceso de grasa con aplicarla en el cuerpo en forma de jabón. También puede disminuir o eliminar la sudoración excesiva.
  5. Antisépticas y cicatrizantes: los diversos componentes naturales de la canela favorecen la desinfección de heridas. Además, favorecen la desinflamación de la piel, aliviando los síntomas de lesiones y contusiones leves. Por otra parte, su uso continuo sobre una zona lastimada agilizará la cicatrización de la misma.
  6. Hidratantes: humecta la piel y mejora su textura y aspecto eliminando la piel muerta, reseca y agrietada. Dota a la piel nueva de elasticidad y una adecuada circulación para mantenerla sana y humectada.

jabon de canela

Usos del jabón de canela

El uso más común del jabón de canela es el de sustituto temporal del jabón de baño. Es posible encontrar excelentes resultados de la aplicación del mismo durante cierto tiempo sobre la piel de todo el cuerpo. Sin embargo, para evitar irritación o que el cuerpo genere alergias por exceso, debe cuidar la frecuencia de uso.

Acompañar su uso habitual con masajes circulares estimula la circulación superficial. Por ello, se recomienda para los pacientes con problemas vasculares. De la misma manera, su aroma relaja el cuerpo, por lo que puede ser útil para sesiones caseras de aromaterapia. Es ideal para quienes padecen de fatiga o estrés crónicos, así como para reducir el cansancio, la tensión y la depresión.

Como medicamento

Aplicar jabón de canela sobre la piel también tiene propiedades medicinales. Como ya se mencionó, entre las propiedades del jabón de canela se cuentan características antiinflamatorias y antibacteriales.

Por lo tanto, es muy útil para el tratamiento de lesiones e infecciones de índole bacteriana o fúngica. Además, puede ser aplicado en heridas superficiales como desinfectante local, preparando la zona para el vendaje o la aplicación de medicamento.

Beneficios del jabón de canela

El uso de jabón de canela en forma frecuente sobre la piel del cuerpo y rostro trae consigo diversos beneficios. Entre ellos se destaca la exfoliación profunda en la epidermis, generada principalmente por el polvo de canela. De la misma forma, tal eliminación de células muertas le da paso al proceso regenerativo natural de la piel.

Esto ayuda a mantener el equilibrio requerido en pieles mixtas, grasas o secas. Por lo tanto, puede ser utilizado en cualquier tipo de piel, generando efectos hidratantes y equilibrando los niveles de grasa existentes. Así mismo, cierra los poros naturalmente, gracias al aporte nutricional que genera su aplicación, arrasando previamente con las impurezas adheridas a los mismos.

Su intenso aroma brinda una sensación de intensa frescura que combate los malos olores y los inhibe. El componente principal de la canela también elimina los signos de envejecimiento, como arrugas y grietas superficiales, aportando humectación profunda. Por último, puede erradicar gérmenes, evitando infecciones cutáneas por heridas, o la aparición del temido acné.

Jabón de canela casero

Cómo hacer jabón de canela casero

Disfruta de un jabón lleno de aroma y beneficios increíbles para tu piel. Además de eso, podrás contar con un producto vegano a tu disposición para el aseo personal diario. Aprende ahora a hacer dos tipos de jabón de canela que seguro te van a encantar. Una vez que los pruebes, querrás tenerlos siempre en tu hogar, y realizarlos para uso de toda la familia.

Queremos recomendarte que tengas a mano los implementos de cocina básicos, así como el equipo de seguridad que proteja tus manos, ojos y piel. Entre ellos se cuentan los guantes resistentes a altas temperaturas, gafas, delantal, mascarillas y gorro para el cabello.

Así mismo, hay algunas herramientas que no te pueden faltar en tu cocina a la hora de hacer jabón. Por ejemplo, paletas de madera, recipientes grandes, batidora y moldes para vaciar la mezcla final. Todo esto es necesario para minimizar los riesgos de quemaduras y otros accidentes en el proceso de elaboración de jabón.

A continuación te mostraremos cómo hacer jabón de canela casero a base de sosa cáustica. Esta receta te dará como resultado un producto de mayor durabilidad. Después también podrás aprender a fabricarlo usando como base jabón de glicerina. En ese caso, podrás seguir la receta con facilidad y rapidez.

Ingredientes del jabón de canela a bases de sosa

  • 400 ml de agua destilada.
  • Canela en polvo.
  • Canela entera al gusto
  • 50 ml de aceite de canela.
  • 250 g de aceite de oliva virgen.
  • 50 g de sosa cáustica.

Paso a paso

  • Busca un lugar fresco o bien ventilado para mezclar la sosa cáustica en el agua destilada. El recipiente que vayas a usar debe ser resistente al calor, pues esta combinación causa fuertes reacciones químicas. Es preferible usar todo el equipo de seguridad en este paso, ya que pueden haber salpicaduras en el proceso. Aléjate de los vapores sin dejar de remover ocasionalmente.

(Para este paso, puedes sustituir el agua con té de canela a temperatura ambiente, previamente hervido con el agua destilada y la canela entera).

  • Deja que la mezcla de alcalinos repose mientras calientas el aceite de oliva junto al de canela. Permite que alcance una temperatura similar a la que tiene el agua con sosa (unos 60º C), pero no dejes que hierva. Baja del fuego y añade la canela en polvo, reservando un poco de la misma para el final.
  • Coloca el aceite en el agua con sosa, y comienza a batir con vigor para que espese. La mezcla tomará una consistencia parecida a la de una crema. Procura mantener la misma dirección de batido para que no pierda su textura.
  • Espolvorea un poco de canela en polvo en los moldes, y vacía el jabón cremoso sobre ellos. Reposa la mezcla al menos 2 días para que endurezca. Después puedes desmoldar, y si quieres que tu jabón de canela sea duradero, guárdalo en un lugar oscuro. Cúbrelo con una tela de algodón o una toalla y mantenlo reposado por al menos 30 días.

Ingredientes de jabón de canela a base de jabón de glicerina

  • 1 cucharadita de canela en polvo.
  • 1 barra de jabón de glicerina de 150 g.
  • 10 ml de aceite de canela.

Paso a paso

  • Derrite el jabón de glicerina. Si quieres acelerar este paso puedes cortar el jabón o rayarlo, así se derretirá de manera uniforme y en menos tiempo.
  • Retira del fuego, y asegúrate de que el jabón se mantenga en estado líquido y caliente. Mezcla rápidamente la cucharada de canela, remueve constantemente para que se esparza bien. Por último, añade el aceite esencial para resaltar el aroma.
  • Una vez que está listo, coloca la mezcla en un molde. Deja endurecer por unas horas antes de sacar el jabón del molde, listo para usar.

¿Te gustó el artículo? Te recomendamos también leer sobre las propiedades y beneficios de los jabones disponibles en nuestra web.