Jabón de arroz: usos, beneficios y propiedades

Si la exposición a la intemperie está deteriorando tu piel, seguro que te interesa encontrar un producto natural que revierta sus efectos negativos. Tenemos buenas noticias para ti, la solución para este problema de la piel está más cerca de lo que imaginas. Y lo mejor de todo es que puedes elaborarla en casa si lo prefieres. Se trata del jabón de arroz, un artículo de belleza imprescindible en muchas culturas.

Descubre aquí por qué debe ser imprescindible en tu lista de cosméticos para el cuidado de cuerpo y rostro, junto con nuestras recomendaciones de uso y las mejores ofertas para comprarlo.

Donde comprar online los mejores jabones de arroz

Los jabones veganos están ganando popularidad en el mercado de los productos naturales gracias a sus cuantiosas propiedades. Estas son algunas de las mejores opciones.

¿Qué es el arroz?

El arroz es un cereal muy conocido porque forma parte de la dieta alimenticia de la mayor parte de la población mundial. Es un alimento de alto contenido nutricional que tiene gran utilidad en el mundo de la gastronomía y la cosmética, principalmente en el continente asiático. Entre algunos de sus componentes más destacados se cuentan la vitamina E, antioxidantes y fenoles indispensables para mantener la buena salud de la piel.

Arroz

¿Qué es el jabón de arroz?

El jabón de arroz es un artículo de belleza hecho con productos naturales, siendo este grano su ingrediente más destacado. El arroz ha sido utilizado para el cuidado y la nutrición del cuerpo durante muchos siglos en Asia. Algunas de sus funciones más populares son el tratamiento de heridas y la disminución de manchas en la piel.

Gracias a la elaboración de este artículo de aseo personal se han dado a conocer sus increíbles propiedades en todo el mundo. Cabe destacar que su composición lo convierte en un producto apto para el uso en todo el cuerpo, incluyendo la piel del rostro. Es útil incluso en las pieles muy alérgicas o sensibles, pues sus componentes provienen de la naturaleza y no tiene aditivos.

Se utiliza para el tratamiento de diversas afecciones de la piel, como contrarrestar los efectos del envejecimiento natural y combatir las manchas solares y la resequedad.

Propiedades del jabón de arroz

El uso del jabón natural de arroz te brinda una piel tersa y limpia que deslumbra. Es posible notar cambios en la apariencia de la misma desde el primer uso de este producto, así que es importante conocer cuáles son las cualidades que caracterizan este artículo cosmético. Aquí te mencionamos algunos:

Anti envejecimiento

La presencia de varios elementos del complejo B en los granos de arroz le confiere a este cereal la propiedad de rejuvenecer la epidermis. Con tan solo aplicar una capa de espuma de jabón de arroz mejorará la circulación superficial de la sangre.

Esta estimulación acelera los procesos de regeneración celular y aumenta la luminosidad y tersura de la piel, haciéndola ver más joven. Por otro lado, su aporte de almidones y otros componentes orgánicos favorecen el cierre de los poros, reteniendo la humedad absorbida. Ese factor es relevante para adquirir un aspecto lozano y mantenerlo así durante horas.

Exfoliante suave

Si tu jabón de arroz contiene salvado, podrá generar un efecto exfoliante muy efectivo para remover las células muertas. De la misma manera, refresca la piel, reduciendo la inflamación por la acumulación de impurezas. Esto contribuye a la limpieza de la epidermis, haciéndola más brillante y brindándole una tonalidad clara y uniforme con el uso continuo.

Las propiedades exfoliantes del jabón de arroz son muy destacadas porque también impiden la acumulación de melanina. Su alto contenido de nutrientes celulares elimina este pigmento de la piel, disminuyendo la aparición de manchas.

Blanqueador natural de la piel

El arroz es rico en ácido kójico, un elemento que inhibe la síntesis de melanina en el cuerpo. Por lo tanto, ese cereal siempre ha sido muy útil para despigmentar las manchas y evitar su aparición. De hecho, ese es su componente clave, y hace del jabón de arroz un producto muy recomendado para la limpieza de la piel.

Obtén una piel más clara y bonita a través del uso frecuente de jabón de arroz para tu aseo personal. Cabe destacar que su suave composición le hace un artículo apto para el uso en zonas delicadas del cuerpo, como la piel del rostro. Despídete de forma natural y práctica de esas pequeñas marcas generadas por la exposición solar y otros factores ambientales.

Nutrición profunda

Los granos en general contienen una gran cantidad de vitaminas, minerales, antioxidantes, fenoles y otros elementos orgánicos. El arroz no es la excepción, y su presencia en artículos cosméticos, como el jabón, aporta a los mismos un gran contenido nutricional.

Su aplicación sobre la epidermis ejerce un efecto inmediato, pues los elementos esenciales se absorben desde el primer uso. Todo esto da como resultado la obtención de una piel suave e intensamente nutrida, que permanece radiante durante todo el día.

Protección contra los rayos UV

Sus propiedades absorben los rayos ultravioletas y pueden ofrecer una protección lumínica contra el sol, pero recuerda que esta protección no sustituye el uso de protectores solares de manera correcta.

Eficaz

La elaboración del jabón de arroz produce un cosmético de calidad que tiene una textura muy cremosa. Por lo tanto, con solo humedecer un poco la barra de jabón podrás notar que obtienes mucha espuma. Así que basta con extenderla por el cuerpo o rostro para sentir sus increíbles propiedades, disfrutando por mucho más tiempo de este producto.

jabon de arroz

Usos del jabón de arroz

Te recomendamos realizar una prueba de alergia antes de usar jabón de arroz por primera vez. Aplica en una pequeña zona de tu piel y luego aclara con agua. Espera al menos 24 horas para observar si te produce alguna reacción perjudicial, como irritación, enrojecimiento, resequedad o picazón. En caso contrario, podrás usar este limpiador natural sin problema alguno. Algunos de sus usos más comunes son:

Para el baño diario

Usa el jabón de arroz como cualquier otra barra común para eliminar las toxinas e impurezas del día a día. Disfruta por algunos segundos de su espuma cremosa y nota lo limpia y relajada que queda tu piel.

Para la limpieza del rostro

El jabón de arroz es un producto milenario que ha acompañado las rutinas de belleza de la población asiática femenina. En Occidente también se han verificado los cuantiosos beneficios de lavar la cara con este producto en las mañanas y las noches. Su poder limpiador le permite eliminar los rastros de maquillaje, dejando el cutis listo para otros tratamientos o para el descanso nocturno.

Para desmanchar y dar tono uniforme a la piel

Las propiedades nutritivas y blanqueadoras del jabón de arroz son ideales para aplicar localmente en zonas muy manchadas. De esta forma la epidermis recupera el tono natural de la piel. Por otro lado, evita pigmentaciones puntuales, generadas por la acumulación de melanina.

Como mascarilla

En muchas culturas es costumbre dejar que la espuma del jabón de arroz se absorba y seque sobre la piel, para después retirarla con abundante agua. Este método es muy utilizado a nivel del rostro como del cuerpo completo, pues favorece los efectos que generan el jabón de arroz y sus propiedades.

Cabe decir también que, en la India, este producto natural es utilizado para reducir las marcas por picaduras de insectos. De la misma forma, se puede aplicar sobre los granos y espinillas, para erradicar los depósitos de grasa, disminuyendo la inflamación, y en zonas irritadas por eccemas, psoriasis y otras afecciones de la piel.

jabón de arroz

Beneficios del jabón de arroz

Como se ha visto en los párrafos anteriores, el jabón de arroz se caracteriza por diversas propiedades que lo hace un cosmético único. Estas descripciones determinan las ventajas de su uso en cualquier área de la piel. Pero este producto ofrece un beneficio adicional del que todavía no hemos hablado:

Protege de los rayos solares

Si, el jabón de arroz es un excelente complemento para cuidar la piel de los efectos de los rayos UV. Además de contar con protector solar y otras precauciones necesarias, aplica jabón de arroz antes de exponerte largos periodos al sol.

La abundancia de almidones en su composición cierra los poros de la piel, evitando la deshidratación y consecuente resequedad. Además, forma una barrera protectora invisible que evita la absorción de estos temidos rayos, causantes de diversas enfermedades cutáneas.

Cómo hacer jabón de arroz casero

Te gusta realizar tus productos de belleza en casa, y lo sabemos. Por eso, queremos que disfrutes elaborando tu propio jabón de arroz en la comodidad de tu hogar. Probablemente ya tienes a tu disposición el ingrediente protagonista de esta receta. Sin embargo, aquí te dejamos la lista de los mejores materiales e ingredientes que necesitas para la fabricación de este producto.

No te olvides cuidar tu seguridad personal en todo momento, sin importar cuál de las fórmulas decidas seguir para hacer jabón de arroz casero. Descubre lo fácil que es obtener un delicioso artículo de aseo personal con tantas propiedades. Querrás compartirlo con tus seres queridos y amigos, y quién sabe, puede que se conviertan en fans de tus productos.

Ingredientes para jabón de arroz a base de glicerina

  • Jabón base de glicerina natural, la misma cantidad de barras que se deseen fabricar.
  • 3 o 4 cucharadas de aceite de oliva (puede ser sustituido por aceite de coco, almendras, jojoba o de otra clase).
  • 2 a 3 cucharadas de extracto de aloe vera o un poco de pulpa natural de sábila.
  • Esencia natural para aromas (este ingrediente es opcional).
  • Harina de arroz, o en su defecto, arroz pulverizado o molido lo más fino posible.
  • Vitaminas C y E en cápsulas líquidas.
  • Moldes de silicona para jabón.
  • Atomizador con alcohol.

Paso a paso

  • Derrite las barras de jabón de glicerina usando baño María o calentándolo en el microondas. Ten cuidado de impedir que el líquido jabonoso hierva, pues perderá sus propiedades naturales.
  • Mientras todavía está caliente, agrega el aceite de oliva y el extracto de aloe vera.
  • Si has decidido usar esencias o colorantes, añádelos ahora y remueve bien para que homogenice.
  • Añade el líquido de una o dos cápsulas líquidas de vitamina C y E.
  • Coloca al menos 2 cucharaditas del polvo de arroz por cada barra de jabón a elaborar. Mezcla constantemente para que todos los ingredientes se integren.
  • Vacía la mezcla en los moldes de silicona para dejar reposar.
  • Mueve suavemente los moldes y rocía con alcohol para eliminar las burbujas de la mezcla.
  • Déjalo secar por una hora y desmolda.

Ingredientes para jabón de arroz a base hidróxido sodio

  • 250 ml taza de agua destilada (para cocinar el arroz).
  • 150 g o media taza de arroz integral.
  • 300 ml de aceite de oliva o palma.
  • Salvado de arroz o un puñado de arroz molido.
  • Medio litro de aceite de girasol, coco u otros similares.
  • Lejía (sosa cáustica y agua).
  • Un litro de agua destilada (para mezclar con la lejía).

Paso a paso

  • Hierve los 250 ml de agua a fuego bajo, y cuando empiece a hervir coloca la media taza de arroz. Cocina por algunos minutos (mínimo 12) y retira para dejar enfriar. No importa que el grano quede demasiado cocido. Y si después de la cocción aún le queda agua, al reposar esta desaparecerá.
  • Coloca el litro de agua en un recipiente grande, preferiblemente de vidrio. Agrega la lejía, y espera que ambos líquidos se mezclen bien. Procura usar tu equipo de seguridad especialmente en este paso para reducir riesgos y accidentes.
  • Agrega con cuidado los aceites que hayas seleccionado para fabricar el jabón de arroz casero. Remueve constantemente.
  • Después de asegurarte que el arroz que cocinaste está frío, añádelo a la mezcla de lejía, agua y aceite.
  • Mezcla con vigor hasta que adquiera la consistencia adecuada. Si deseas puedes añadir fragancias adicionales, aunque esta fórmula desprende naturalmente un agradable aroma. También puedes agregar salvado de arroz o arroz molido para darle un nivel superior de exfoliación.
  • Cuando esté listo, llena los moldes para dejar endurecer por al menos 24 horas

Para aumentar la durabilidad del jabón de arroz, desmolda y deja reposar en un lugar oscuro por al menos 30 días. Obtendrás un producto de mayor calidad con propiedades potenciadas.


¿Te gustó el artículo? Te recomendamos también leer sobre las propiedades y beneficios de los jabones disponibles en nuestra web.