Jabón de árbol de té: usos, beneficios y propiedades

Si quieres disfrutar de una piel radiante y bien cuidada, deberías incorporar jabón de árbol de té en tu rutina de limpieza. Gracias a este producto de aseo personal basado en ingredientes naturales, obtendrás resultados increíbles. Todo tu cuerpo te agradecerá el cambio, y tu apariencia reflejará los beneficios del mismo.

¿Quieres saber por qué el jabón de árbol de té puede ofrecerte tanto? Descubre todas sus propiedades, comenzando por los detalles más básicos del ingrediente principal. También estará a tu disposición una selección de los más populares a precios inmejorables. Y si prefieres adquirir la materia prima para realizarlo, solo debes poner en práctica la receta que te mostramos.

Donde comprar online los mejores jabones de árbol de té

Es el momento de darle un giro radical a tus hábitos personales de higiene. No te conformes con productos de calidad inferior o con tendencias a generar alergias y otras reacciones desfavorables.

En caso de no haberlo probado nunca, te invitamos a escoger alguno de los que se muestran a continuación, y así comprobar su poderosa acción y sus sorprendentes efectos sobre la piel de tu cuerpo y rostro.

¿Qué es el árbol de té?

El árbol de té es un árbol pequeño que no supera los 5 m de altura, originario de Australia. Su nombre científico es “Melaleuca alternifolia”, y fue denominado “árbol de té” por un marino inglés llamado James Cook. Este pudo observar cómo los nativos de Nueva Gales del Sur lo aplicaban como curativo. Entre otras cosas, lo consumían como un té y lo aplicaban sobre heridas, quemaduras e infecciones en la piel.

Aunque también puede hervirse en agua para obtener ciertas propiedades medicinales, no se trata de la popular planta de té de la cual se extraen las hojas para hacer infusión. Lo que más destaca de esta especie vegetal es su característico aroma.

El mundo de la cosmética lo adoptó con rapidez entre sus productos populares debido a esta llamativa propiedad. Por otro lado, se han descubierto excelentes beneficios de su uso a nivel tópico, y es un excelente remedio de primeros auxilios en casos de emergencia.

árbol de té

El aceite de árbol de té

La esencia obtenida del árbol del té es utilizada principalmente en la producción de aceites y jabones para uso cosmético. Cabe decir que el aceite de árbol de té tiene un aroma provocativo y delicioso. Sin embargo, solo debe ser utilizado por vía tópica, no debe ser ingerido ni usarse cerca de los ojos. Tampoco debería ser utilizado por embarazadas o en temporada de lactancia.

Estas precauciones son muy importantes a la hora de comprar productos que lo contengan. En algunos casos resulta conveniente hacer una prueba de alergias antes de usar en todo el cuerpo. En caso de piel sensible usar siempre diluido en un aceite base.

Propiedades y usos del árbol de té

Los componentes naturales del árbol de té lo convierten en una sustancia muy beneficiosa. Aunque no puede ser ingerido en forma de aceite, aporta un gran número de nutrientes como infusión. Estos son algunos de los beneficios que se extraen del uso del aceite de árbol de té:

Cicatrizante

Aplicar aceite de árbol de té sobre golpes, moratones y heridas facilita la regeneración del tejido. También produce un efecto calmante que disminuye las molestias generadas por este tipo de lesiones.

Antiinflamatorio

Los emolientes y vitaminas del árbol de té reducen la hinchazón con rapidez. Puede aplicarse sobre la zona afectada o consumirse la infusión con moderación una o dos veces al día.

Suavizante

El aceite de árbol de té contiene vitaminas, minerales, antioxidantes y otros nutrientes en porcentajes impresionantes. Su uso sobre la piel genera efectos hidratantes y, en consecuencia, la piel se siente mucho más suave al tacto.

Antiséptico

El árbol de té tiene propiedades antisépticas actuando contra las bacterias, los hongos y los virus. Es muy beneficioso y útil para mejorar los casos de acné, piel grasa o psoriasis y nos ayuda a mantener una piel sana.

jabon de arbol de te

¿Qué es el jabón de árbol de té?

Es un producto natural utilizado para mejorar la salud de la piel, así como su limpieza rutinaria. Contiene aceite e infusión proveniente de esta planta, exprimiendo al máximo sus propiedades. Tiene mucha utilidad a nivel cosmético y medicinal.

Su aroma exquisito es intenso y muy útil en sesiones de relajación muscular. Puede usarse a diario en pieles grasas, mientras que las secas requieren complementar con hidratante en caso de uso frecuente.

Propiedades del jabón de árbol de té

El jabón de árbol de té conserva las propiedades de su aceite principal. Por su parte, la sosa cáustica y la glicerina equilibran su pH y facilitan su uso. Entre las propiedades de este jabón se destaca:

  • Antibacterial: ideal para desinfectar heridas o liberar de gérmenes la piel. También facilita su cicatrización.
  • Antimicótico: combate diferentes hongos , entre ellos el pie de atleta.
  • Antiséptico: limpia y destruye virus y otros microorganismos, combate el acné y disuelve el exceso de grasa que produce.
  • Aromático: destruye las moléculas que generan mal olor. Al mismo tiempo, impregna la epidermis de fenoles aromáticos de intenso perfume, muy característico y duradero.

Usos del jabón de árbol de té

Estos son algunos de los usos que se pueden aplicar para el jabón de árbol de té:

  • Antes y después del afeitado: suaviza la piel y la prepara para pasar la afeitadora, algo muy provechoso en hombres y mujeres. Disminuye la irritación posterior y la inflamación en pelos enquistados.
  • Eliminar hongos en los pies y mal olor: usar jabón de árbol de té exclusivamente para los pies es muy útil para combatir los hongos. Su aroma fuerte penetra erradicando los gérmenes que producen mal olor. Preferiblemente, aclarar la espuma con agua tibia en esos casos.
  • Baño diario: actúa como un poderoso hidratante y nutriente eficaz que cuida la piel de la exposición a la intemperie.
  • Reducir marcas de acné: solo necesitas aplicar y frotar fuerte jabón de árbol de té en la zona afectada, dejar actuar unos minutos y enjuagar. Preferiblemente realizar durante la noche, antes de dormir.
  • Sustituto del champú: el jabón de árbol de té elimina la caspa y aporta un aroma especial para el cabello. Aplica abundante espuma sobre el pelo y masajea el cuero cabelludo para que penetre en las fibras capilares.
  • Desmaquillar el rostro: limpia el cutis de cualquier elemento externo, incluso agentes contaminantes externos y gérmenes. También puede reducir los signos de cansancio, sobre todo la inflamación alrededor de los ojos que forma las ojeras.
  • Fortalecer y embellecer uñas: el árbol de té contiene antioxidantes que fortalecen las uñas y favorecen la producción de colágeno y queratina naturales.

Jabón de árbol de té

Beneficios del jabón de árbol de té

Los beneficios de los diversos usos del jabón de árbol de té pueden resumirse en la siguiente lista:

  1. Alivia y baja la inflamación de las pequeñas heridas que provocan los granitos.
  2. Favorece la eliminación de grasa o sebo de la piel, dando un aspecto muy cuidado y pulcro.
  3. Limpia la piel en profundidad y la deja lista para hidratación o maquillaje.
  4. Cuidado y limpieza de los pies. Recomendado también en el aseo diario de personas que acuden a gimnasios o piscinas y pueden quedar expuestos a hongos e infecciones dérmicas.
  5. Utilizar regularmente el jabón de árbol del té en la rutina aseo diario contribuye a disminuir las bacterias generadoras de mal olor. Además, su aroma vigoriza y refresca la piel.

Cómo hacer jabón de árbol de té casero

Prepara jabón de árbol de té en casa sin gastar mucho dinero, obteniendo un excelente producto para el uso diario. Si participan algunos miembros de tu familia, la experiencia será gratificante, didáctica y amena. Además, podrán disfrutar de un artículo de baño con múltiples propiedades que todos aprovecharán.

Mantén hidratada tu piel con solo mezclar ingredientes sencillos que están al alcance de tu mano. ¡Puede que algunos ya los tengas en casa! Y si no, aquí puedes encontrarlos a precios increíblemente irresistibles. Disfruta de las ventajas del aceite de árbol de té en una de sus formas más prácticas y populares: el jabón de árbol de té.

Obtén también el mejor equipo de seguridad personal para cada participante de esta actividad, empezando por ti. Desde gafas, mascarilla y gafas hasta gorros para el cabello, todos son necesarios. Así mantendrás tu cuerpo alejado de la posibilidad de sufrir una quemadura u otros accidentes.

Además, puede ser una excelente forma de agradar a tus amigos y familia con un regalo diferente y especial. Cuida la piel de los que amas, y también la tuya durante la elaboración de este jabón. No te olvides de adquirir y usar insumos de seguridad corporal, como guantes, gafas, delantal o mascarilla.

Ingredientes para hacer jabón de árbol de té casero a base de jabón de glicerina

  • 250 g en jabón de glicerina (una barra grande, puedes usar tantas como quieras manteniendo las proporciones aquí mencionadas)
  • Aceite de árbol de té
  • Colorante (opcional)

Materiales

  • Olla
  • Recipiente para mezclar
  • Moldes
  • Cuchara o paleta de madera

Paso a paso

  • Ralla los trozos de jabón de glicerina para que derritan rápido y a fuego bajo. Colócalos en una olla y vigila con constancia, para evitar que hierva y se pierdan las propiedades naturales del jabón de glicerina.
  • Agrega el aceite de árbol de té al jabón y remueve hasta que ambos se mezclen de manera uniforme. Puedes añadir colorante a tu gusto.
  • Vierte la mezcla en el molde, pulveriza con alcohol para eliminar las burbujas y deja reposar varias horas. Dentro del refrigerador el proceso de endurecimiento se acorta de forma considerable.

Ingredientes para hacer jabón de aguacate casero a base de sosa cáustica

  • 1 l de agua
  • 270 g de sosa caustica
  • 1 l de aceite de oliva o coco
  • 200 ml de aceite de árbol de té
  • Color vegetal que prefieras
  • Alcohol

Materiales

  • Olla grande
  • Olla mediana
  • Recipiente para mezclar
  • Paletas de madera
  • Batidora o licuadora
  • Moldes
  • Cronometro o temporizador
  • Termómetro de cocina

Paso a paso

  • Mezcla el agua con la sosa, vertiendo esta última en la primera, y nunca al revés. Permanece atento/a, cuidando de evitar salpicaduras que pueden irritar la piel o romper la ropa, debido a la alta alcalinidad. Mantén tu equipo de seguridad bien colocado para protegerte bien.
  • Calienta el aceite de árbol de té junto con los que hayas decidido usar para la elaboración del jabón. Recuerda que es posible utilizar diversos tipos de grasa vegetal para potenciar los efectos del producto final. Evita que la mezcla hierva y mantenla máximo a 75º C. Baja del fuego y verifica que el aceite y el agua alcalina estén a una temperatura mínima de 50ª C.
  • Une ambos ingredientes y comienza a homogeneizar, preferiblemente con ayuda de una batidora. No olvides mantener la misma dirección en todo momento para mantener el proceso de saponificación.
  • Cuando los ingredientes se comiencen a poner espesos, añade el colorante a tu gusto. Mantén el vigor y la dirección del batido durante ese proceso. Puedes apartar en un segundo recipiente si deseas usar más de un color para tus jabones.
  • Pulveriza con alcohol antes de verter el jabón en crema en los moldes.
  • Ahora que el jabón está en los moldes, requiere un reposo de al menos 2 días para sacar del molde.
  • Deja los jabones en un lugar fresco, tapados con tela por 30 días como mínimo. Una vez pasado este período, el jabón de árbol de té se hace más fuerte y duradero.

¿Te gustó el artículo? Te recomendamos también leer sobre las propiedades y beneficios de los jabones disponibles en nuestra web.